Aznar y Almagro hablaron sobre Venezuela en la OEA

José María Aznar y Luis Almagro reunidos en la OEA / Foto @Almagro_OEA2015

 

El exjefe del Gobierno de España José María Aznar (1996-2004) y el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, conversaron este martes sobre Venezuela durante una reunión en la sede del organismo en Washington.

lapatilla.com

“Dialogué con el expresidente José María Aznar sobre la coyuntura política de la región, y coincidimos en la preocupación por el agravamiento de la crisis humanitaria y migratoria en Venezuela”, explicó Almagro en un mensaje a través de Twitter que acompañó con una fotografía del encuentro, del que no trascendieron más detalles.

 

Aznar defendió la semana pasada durante una conferencia en Asunción la necesidad de una “intervención” en Venezuela en apoyo al presidente encargado Juan Guaidó.

El exmandatario dijo en la conferencia que habrá “consecuencias” negativas si “el país más importante del mundo”, en referencia a Estados Unidos, y el otro medio centenar de naciones que apoyan a Guaidó “no son capaces de que asuma sus competencias”.

Por ello, reivindicó la necesidad de una “intervención” contra el régimen de Nicolás Maduro, aunque no especificó de qué tipo, porque para el expresidente español el “precio” de la inacción internacional en el país “podría ser más elevado”.

Almagro, por su parte, lidera desde que llegó a la jefatura de la OEA en 2015 una cruzada contra Maduro.

El excanciller uruguayo, de hecho, también reconoció a Guaidó como legítimo mandatario de Venezuela después de que el líder opositor se proclamara presidente interino el pasado 23 de enero.

Almagro también fue el primero en considerar legítimo al enviado de Guaidó ante la OEA, Gustavo Tarre, que desde el mes pasado ocupa el escaño de Venezuela en el organismo después de que el Ejecutivo de Maduro lo abandonase.

Por otro lado, el sucesor de Aznar en la Presidencia del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero (2004-2011), ha tenido un papel activo favorable al diálogo en la crisis venezolana y ha dicho que una intervención tan solo provocará “muerte, caos y destrucción”.

Con información de EFE