Argus: Bloqueos cortan el 40% del mercado de GLP de Colombia

Los manifestantes han impedido el paso de camiones cargados GLP, gasolina, con víveres y suministros médicos para enfrentar la pandemia del Covid-19 | Foto France 24

 

Los bloqueos de carreteras en Colombia han cortado alrededor del 40% del mercado de GLP, equivalente a 800 t / d, el impacto más reciente de los disturbios a nivel nacional que estallaron a fines de abril.

Por Argus Media | Traducción libre del inglés por lapatilla.com

Las violentas protestas contra el gobierno y los saqueos se han prolongado incluso después de que el presidente Iván Duque retirara esta semana un controvertido proyecto de ley de reforma fiscal que encendió por primera vez las manifestaciones el 28 de abril. El proyecto de ley habría generado ingresos muy necesarios de un impuesto al carbono, así como un impuesto más amplio sobre los ingresos, los servicios básicos y el GLP , que se usa ampliamente para cocinar, lo que provocó una reacción popular.

La cámara de GLP Gasnova, que representa el 76% de la distribución de GLP en Colombia, dijo que sus empresas miembro generalmente distribuyen 2.000 t / d de GLP, pero solo están distribuyendo 1.200 t / d. Gasnova representa a las distribuidoras Norgas, Montagas, Empresas Gasco, Chilco, Supergas de Nariño y Rayogas.

Bogotá tiene existencias de GLP equivalentes a tres días de demanda. Gasnova dijo que el acceso a la refinería de Cartagena de Ecopetrol, controlada por el estado colombiano, así como a las empresas de distribución cercanas a Cartagena, se ve obstaculizado por un importante obstáculo cerca de Mamonal, donde se ubica la refinería. La refinería y las plantas de GLP de Mamonal abastecen a las provincias y departamentos del Caribe colombiano en el centro de Colombia.

En el departamento central de Cundinamarca, los camiones cisterna no han podido llegar a los distribuidores, provocando desabastecimientos en los municipios de Útica, Sopó, Zipaquirá, Mosquera, Facatativá y Gachancipá, entre otros.

Otra cámara de GLP, Agremgas, dijo que camiones cisterna han podido cargar GLP en la planta Cusiana de 15.000 t / mes de Ecopetrol gracias a las negociaciones que permitieron el tránsito entre las ciudades de Aguazul y Sogamoso, y Aguazul y Villavicencio, dijo a Argus el director ejecutivo de Agremgas, Luis Felipe Gómez. . Pero algunos de sus distribuidores se han quedado sin GLP, mientras que otros son reacios a aprovechar sus inventarios por temor a sabotajes o vandalismo. Agremgas representa a 17 distribuidores locales.

En una ominosa indicación de los riesgos locales, en la ciudad de Gachancipá, en el centro de Colombia, los manifestantes incendiaron un camión de GLP que estaba cargado con 140 cilindros vacíos.

“El GLP es fundamental para millones de hogares. Nuestro llamado es abrir el camino al suministro seguro a través de las carreteras de Colombia”, dijo el ministro de Minas y Energía, Diego Mesa, quien ha ayudado a coordinar el suministro de combustible de emergencia a las zonas afectadas.

En Colombia, 12 millones de personas, aproximadamente una cuarta parte de la población, dependen del GLP principalmente en forma de latas de propano que se utilizan para cocinar.

Especialmente afectados son los departamentos sureños de Valle del Cauca, Nariño y Cauca. Cali, la capital del Valle del Cauca, sufre escasez de combustible para motores, alimentos y oxígeno médico para hacer frente a la devastadora pandemia de Covid-19. El departamento está prácticamente aislado debido a 25 bloqueos.

La escasez de combustible en la ciudad portuaria de Buenaventura en el Pacífico está obligando a algunos residentes a recurrir a la leña para cocinar.

El gobierno ha coordinado los envíos de combustible de motor por vía fluvial a Nariño desde Cartagena hasta el puerto de Tumaco en el Pacífico.

La administración de Duque culpa a los grupos criminales y narcotraficantes de infiltrarse en las protestas.