¿Por qué las mujeres son más propensas a un Covid-19 prolongado?

Los primeros informes de COVID-19 prolongado en un hospital de París entre mayo y julio de 2020 sugirieron que la edad promedio era de alrededor de 40 años, y las mujeres afectadas por los efectos a largo plazo del coronavirus superaban en número a los hombres en una proporción de cuatro a uno (REUTERS)

 

En junio de 2020, cuando los primeros informes de COVID-19 prolongado comenzaron a filtrarse a través de la comunidad médica, los médicos que intentaban lidiar con este misterioso malestar comenzaron a notar una tendencia inusual. Si bien los casos agudos de coronavirus, en particular los hospitalizados con la enfermedad, tendían a ser en su mayoría hombres y mayores de 50 años, los que padecían COVID-19 durante mucho tiempo eran, por el contrario, relativamente jóvenes y mujeres.

Por infobae.com

Los primeros informes de COVID-19 prolongado en un hospital de París entre mayo y julio de 2020 sugirieron que la edad promedio era de alrededor de 40 años, y las mujeres afectadas por los efectos a largo plazo del coronavirus superaban en número a los hombres en una proporción de cuatro a uno.

Durante los últimos 12 meses, se ha hecho evidente una desigualdad de género similar en todo el mundo. Desde pacientes con COVID-19 prolongado monitoreados por hospitales en Bangladesh y Rusia hasta la aplicación COVID-19 Symptom Tracker, desde el estudio Phosp-COVID-19 en todo el Reino Unido que evalúa el impacto a largo plazo de la enfermedad, hasta las notas médicas de clínicas especializadas de atención post-COVID-19 tanto en Estados Unidos como en el Reino Unido, ha surgido constantemente una imagen de mujeres jóvenes y de mediana edad que son desproporcionadamente vulnerables.

La doctora Sarah Jolley, que dirige la clínica de atención post-COVID-19 de UCHealth en Aurora, Colorado, le dijo al Observer que alrededor del 60% de sus pacientes han sido mujeres. En Suecia, el investigador del Instituto Karolinska, el doctor Petter Brodin, quien lidera el departamento de COVID-19 prolongado del consorcio global COVID-19 Human Genetic Effort, sospecha que la proporción total de pacientes femeninas con COVID-19 prolongado puede ser incluso mayor, potencialmente del 70-80%.

“Este patrón se ha observado en otros síndromes posinfecciosos”, dice la doctora Melissa Heightman, que dirige la clínica de atención post-COVID-19 de UCLH en el norte de Londres. “Alrededor del 66% de nuestros pacientes han sido mujeres. Muchos de ellos tenían trabajos de tiempo completo, tenían hijos pequeños y ahora más de una cuarta parte de ellos no pueden trabajar por completo porque se encuentran muy mal. Económicamente, es un poco catastrófico“.