Hollywood encuentra un chivo expiatorio en el caso Alec Baldwin

Alec Baldwin habla por teléfono luego de declarar ante el Sheriff del Condado de Santa Fe, en Nueva México. El actor disparó y mató a la directora de fotografía Halyna Hutchins (Gentileza The New Mexican)

 

Hollywood ya ha encontrado el chivo expiatorio a quien culpar del caos en que se convirtió el rodaje de ‘Rust’, en el que Alec Baldwin mató accidentalmente a Halyna Hutchins: se trata de David Halls, asistente de dirección de la película. Medios de Estados Unidos le señalan como el responsable del accidente. La indignación y la incredulidad por la muerte de la directora de fotografía tienen a muchos en la comunidad de Hollywood hablando del trabajo de un hombre a quien muchos de ellos conocen bien por su trayectoria en la industria durante las últimas dos décadas.

Por ABC

Según la orden de registro firmada por un juez de Santa Fe y obtenida por Associated Press, Halls recogió una de las tres armas de un carrito móvil que había sido preparado por la armera de la producción, Hannah Gutiérrez Reed, de 24 años. Lo hizo sin comprobar si había algún proyectil en el tambor de la antigua Colt que eligió, y gritó: «¡Pistola fría!» -es decir sin munición-, antes de entregársela a Baldwin. En una grabación de la llamada de emergencias realizada por la supervisora del guion Mamie Mitchell, se le escucha decir de Halls: «El puto ayudante de dirección que me gritó en el almuerzo, preguntando por las revisiones. Se supone que él debe revisar las armas. Él es responsable de lo que sucede en el set».

Halls trabaja en la industria cinematográfica desde principios de los años noventa. En estas casi tres décadas ha trabajado en películas como ‘Matrix Reloaded’, ‘Bone Tomahawk’, ‘Pelotas en juego’ o ‘Bad Santa’. Pero es más llamativa una triste coincidencia: fue el primer asistente de dirección de la película ‘El cuervo: Salvación’, secuela de ‘El cuervo’, durante el rodaje de la cual Brandon Lee murió en otro accidente de armas de fuego en 1993.

Supervisión de la seguridad del plató

El trabajo del primer asistente de dirección consiste en supervisar la seguridad del plató y mantener la producción fluyendo con suavidad. El cineasta Aaron B. Koontz, amigo de Hutchins y de Halls, dijo al periódico LA Times: «Dave es extremadamente eficiente y muy bueno a la hora de mantener el ritmo para cumplir con el horario de producción». Sin embargo, no todo el mundo tiene buenas palabras para Halls; la atrecista Maggie Goll trabajó con Halls en 2019 en la serie ‘Into the Dark’, y según explicó en la cadena NBC, creaba inseguridad al equipo. «Al principio parecía una persona afable con la idiosincrasia típica de los asistentes de dirección, pero esa fachada pronto desapareció. No fue capaz de mantener un entorno seguro para el equipo. Hizo que la filmación fuera claustrofóbica, no fue capaz de establecer salidas de incendio, no mantuvo reuniones de seguridad antes del uso de armas y tenía bloqueadas las salidas de emergencia».

Ante la enorme cantidad de quejas, los productores de ‘Rust’ están investigando los testimonios de los trabajadores de la película, desconcertados de cómo Halls pudo entregar un arma cargada a Baldwin sin revisar antes. El papel de Halls se está convirtiendo en tema de debate porque el protocolo exige que el primer ayudante de dirección revise el arma por seguridad. Abogados y profesores de derecho dijeron en las televisiones norteamericanas que varias personas y entidades involucradas en la producción podrían enfrentarse a responsabilidades civiles como resultado de la muerte de Hutchins. Los accidentes fatales en el set que involucran armas de fuego son raros y las producciones de cine y televisión siguen protocolos rigurosos.

«Alguien ha sido negligente y pagará», dijo a ABC una directora de casting que prefiere guardar el anonimato. Las demandas pueden alcanzar millones de dólares. En el caso de Rust existe la negligencia de no comprobar el arma, responsabilidad supuestamente de Hall y la armera Hannah Guerrero, pero falta averiguar por qué había un proyectil real en el tambor de la pistola. Según rumores entre los trabajadores del rodaje, los tres asistentes de la armera habrían estado disparando con ese arma fuera del rodaje días antes del accidente».