Puerto de Miami busca beneficiarse ante la crisis de las terminales en California

El puerto de Long Beach, California (Foto: EFE/Etienne Laurent)

 

Como siempre, ante una crisis quien está atento puede salir beneficiado. Y ese parece ser el motor detrás de los esfuerzos que está realizando el puerto de Miami para atraer a las empresas que no están pudiendo descargar su mercadería en los puertos del sur de California.

Por Infobae 

Puede tomar semanas para un barco de carga lograr descargar en el puerto de Los Ángeles o en Long Beach. La situación ha quedado documentada en todos los medios del planeta. El presidente Joe Biden en persona negoció para que los puertos de California empiecen a operar las 24 horas los 7 días de la semana. Pero aún no logran ponerse al día con la cantidad de descargas atrasadas.

Mientras tanto, en Florida, ningún puerto ha sufrido este tipo de problemas. De hecho, Miami lleva tiempo ya trabajando 24 horas, 7 días a la semana, lo que ha ayudado en el aumento del volumen de trabajo.

El puerto de Miami ha visto un aumento consistente en el volumen de trabajo de descargas entre el 8% y el 12% mensual durante el último año. En las últimas seis semanas, solamente un barco tuvo que anclar y esperar un par de horas antes de poder descargar sus contenedores.

El puerto de Miami en Florida (Foto: EFE)

 

Según declaraciones del director del puerto de Miami, Juan Kuryla, se debe a que Miami ha venido preparándose para esta situación, invirtiendo en infraestructura y maquinaria para modernizar el que se considera el décimo puerto de carga más importante del país. Además, ante la crisis en otros puntos del país, desde Miami se contactó a los centros de distribución y los almacenes para que extiendan sus horas de operación recibiendo mercancías. El puerto habló con el departamento de Aduanas y Protección de Fronteras, que controlan cada objeto que ingresa al país, para que también este proceso sea más rápido.

Con este contexto, las autoridades del puerto de Miami contactaron a las principales compañías de transporte marítimo para dejarles saber que si están teniendo problemas en California, con gusto los recibirían en Florida. Parte de su propuesta contempla que llegar hasta Miami implica más días de navegación, y pasar por el canal de Panamá -que tiene un costo-. Pero el precio de descargar en Miami es inferior a descargar en California (lo que compensaría el gasto de Panamá), y los días extra se ganarían si los barcos no quedan varados como está ocurriendo en la costa oeste.

Los puertos de Long Beach y Los Angeles (Foto: AFP)

 

Como Miami, otros 27 puertos en el estado de Florida están intentando atraer a las compañías que están sufriendo problemas en California.

El Consejo de Puertos de la Florida ha indicado que la idea de este esfuerzo es a largo plazo. No tienen intención de sustituir a los puertos de California por un par de semanas hasta que ellos logren volverse eficaces nuevamente, sino que quieren que Florida se convierta en un destino para la industria del cargo.

El problema de Florida es geográfico. Por un lado, para quienes vienen de Asia es complicado llegar hasta la península. Y una vez que la mercancía está en Florida, no es tan fácil distribuirla por tierra hacia el resto del país, las distancias son demasiado largas.