Se cumplieron tres años de la desaparición de 33 personas que iban a bordo de la embarcación Ana María en Sucre

 

La Organización No Gubernamental (ONG) Fundaredes, a través de sus redes sociales, recordó que se cumplieron tres años del naufragio de la embarcación Ana María, que zarpó el 16 de mayo de 2019 desde Güiria, capital del municipio Valdez del estado Sucre, con destino a Trinidad y Tobago. Este fue el segundo naufragio que se vivió en las costas de Güiria en ese mismo año. El primero fue el de Jonaily José, el 23 de abril de ese año.

Por Víctor Federico González

En el bote iban a bordo 33 personas (23 hombres y 10 mujeres). En alguno de los casos, los familiares no pierden las esperanzas de volverlos a ver.

“El único sobreviviente fue el capitán de la embarcación (Alberto Abreu), quien tenía antecedentes por el delito de trata de personas, y fue rescatado por autoridades de Trinidad y Tobago de donde posteriormente escapó”, indicó Fundaredes.

La ONG aseguró que durante estos tres años, los familiares de los desaparecidos han denunciado la complicidad de funcionarios policiales, negligencia en las labores de búsqueda y en las investigaciones posteriores al caso.

En el bote, que se adentró mar adentro aproximadamente a las 4:30 pm de ese día, zarparon clandestinamente personas naturales de Cumaná, Güiria, Caracas, El Tigre, San Félix y Táchira.

Este lamentable suceso incluso fue abordado en la visita in loco de la CIDH en Cúcuta, Colombia, y en el 175 periodo de sesiones de la CIDH en Haití el 5 de marzo de 2020. De acuerdo con los testimonios de algunos familiares, existen hechos que no son tomados en cuenta sobre el caso, como que nunca se encontraron rastros del bote en alta mar.

Finalmente, Fundaredes exhortó al régimen de Nicolás Maduro a que tome todas las acciones correspondientes en aras de detener la operatividad de redes vinculadas a la trata de personas.