La mujer que pasó casi 40 años disfrazada de hombre para poder criar sola a su hija

Cortesía

 

S Petchiammal tenía solo 20 años cuando, luego de apenas 15 días de haberse casado, su marido murió de una infarto fulminante. La joven estaba embarazada.

Por: Clarín

Al poco tiempo, S Petchiammal dio a luz a una niña y su vida inció un camino durísimo que no obstante la mujer tuvo el coraje y la sagacidad de transitarlo.

Criar a su hija sola fue para la joven un desafio titánico. En particular porque Petchiammal es una aldea llamada Katunayakkanpatti en la India donde la dominación patriarcal es total.

Debido a eso, Petchiammal cobraba menos que los hombres que hacían su mismo tratajo. Así entonces, tenía varios trabajos pero no conseguía que el dinero le alcanzara.

Además, la joven debía soportar las humillaciones diarias a las que la sometían sus compañeros de trabajo.

La joven trabajaba en obras de construcción, hoteles y salones de té, pero enfrentaba acoso y burlas sexuales permanentemente. Lo aguantó por su hija pero un día dijo basta y decidió hacer su jugada.

Si no puedes con ellos…

Un día, S Petchiammal fue al Templo Tiruchendur Murugan en Tiruchendur, se cortó el cabello, reemplazó su sari por ropa de hombre, y cambió su nombre a Muthu, que es un “nombre de hombre”.

Con su nueva identidad, ahora como hombre, la mujer tomó a su hija y abandonó su aldea para mudarse a un lugar nuevo para empezar de nuevo.

“Nos reasentamos en Kattunayakkanpatti hace más de 20 años”, le contó hace un tiempo la mujer a The New Indian Express. “Solo mis parientes cercanos en casa y mi hija sabían que en realidad soy una mujer”, agregó.

“Hice todo tipo de trabajos, desde trabajar como pintor hasta maestro de té y parotta. Ahorré cada centavo para garantizar una vida segura para mi hija”, contó la mujer.

Increíblemente, S Petchiammal logró mantener las apariencias durante más de tres décadas.

Abandonando el disfraz pero no las mañas
La mujer, que ya tiene 75 años de edad, sólo decidió quitarse su disfraz cuando comprendió que la seguridad de su hija ya no corría riesgos.

Es que su hija Shanmugasundari ya es grande e incluso está casada. “Continuar escondiéndose no tenía sentido”, contó

Así, luego de 39 años, S Petchiammal reveló su verdadera identidad y su historia se hizo pública. La mujer recibió grandes elogios de millones de personas en India.

Sin embargo, ella no quiere volver a su vida anterior. Como hacerse pasar por hombre durante más de 39 años garantizó una vida segura para su hija, la mujer quizás como una muestra de agradecimiento, quiere seguir siendo Muthu hasta el día de su muerte.

Se lo ha ganado, sin dudas.