Familias carabobeñas hacen maromas para cocinar ante la dramática crisis del gas

La situación del gas en comunidades de Carabobo es grave: familias hacen maromas para cocinar

 

 

 

 

Cinco meses sin que se les despache gas doméstico llevan los habitantes del sector Santo Tomás y otros sectores del municipio Miranda, en el estado Carabobo, a quienes le ha tocado hacer maromas para poder cocinar sus alimentos.

Corresponsalía lapatilla.com 

Los afectados relataron que la última vez que recibieron gas fue en diciembre del año pasado y que hace un mes les cobraron las bombonas, pero no saben qué ha pasado con el despacho, “la situación es grave con el gas”, resaltaron.

Los lugareños no han tenido otra opción que cocinar a leña o en cocinas eléctricas, pero cuando se interrumpe el servicio de energía eléctrica se quedan hasta sin comer. “Últimamente las fallas de luz son constantes en el municipio, nos quedamos varias horas sin el servicio, los que tenemos cocinas eléctricas pasamos las de Caín, nos toca comer pan, si es que hay”, expresó Maira Herrera, ama de casa afectada por la situación.

Lo mismo opinó José Arteaga, otro vecino, quien dijo lleva un mes cocinando con una hornilla eléctrica, lo que hace más largo el proceso de preparación de los alimentos pues debe esperar cocinar primero un alimento para luego montar a cocinar el otro, “uno pasa trabajo”, exclamó.

Indicó que les han dado como fecha tentativa de entrega el mes de agosto, ya que hay un retraso general en la distribución y hay comunidades que están esperando desde hace al menos dos meses antes que ellos.

El año 2022 inició con una marcada falla en la distribución de gas en el occidente de Carabobo pese a que paradójicamente existe en esta zona la Planta de llenado de GLP Ángel Aguiar, perteneciente a la corporación Gas Drácula, de la Gobernación de Carabobo.

Un mes atrás, según relato de los afectados, el gas se podía conseguir “bachaqueado” entre 5 y 10 dólares la bombona pequeña, pero ahora ni eso. Fuentes extraoficiales informaron que la escasez de gasoil ha dificultado la movilización del gas a las plantas de llenado y por eso el retraso en la distribución del mismo.