Umuquena en emergencia con casi una semana sin agua y el chavismo les niega los recursos para resolver

Umuquena en emergencia con casi una semana sin agua y el chavismo les niega los recursos para resolver

 

Desde hace seis días, los habitantes del municipio San Judas Tadeo en el estado Táchira, están en emergencia sanitaria, debido a un deslizamiento de terreno que dejó tapiado más de 40 metros del acueducto rural principal, el cual suministra agua a gran parte de la población. Las autoridades locales exigen al régimen acciones urgentes y la aprobación de los recursos que por ley les corresponde.

Luz Dary Depablos // Corresponsalía LaPatilla.com

Gustavo Mora, director de Protección Civil de San Judas Tadeo, informó que una cuadrilla conformada por habitantes de la jurisdicción tachirense, logró identificar hasta el tercer día el lugar donde se originó el deslizamiento, el cual se produjo debido a las fuertes lluvias que se han mantenido en la población durante los últimos días.

Salvador Pérez, alcalde del mencionado municipio, decretó “estado de emergencia” en toda la población. Reiteró que en lo que va de año no han recibido los recursos del Fondo de Compensación Interterritorial (FCI), que legalmente les corresponde.

“Sin recursos no podríamos hacer estas reparaciones. Estamos hablando que necesitaríamos entre 30.000 o 40.000 dólares”, indicó el alcalde. Ese monto es el que requieren para solucionar a mediano plazo el grave problema que afecta a todo un municipio.

Asimismo, aclaró que otros municipios como Antonio Rómulo Costa, Michelena, Uribante y San Judas Tadeo, no han recibido recursos por ser “alcaldes opositores”, a pesar de las graves consecuencias que han dejado las lluvias en esas poblaciones, donde los ciudadanos son los más afectados.

Por tanto, asegura que a los umuqueneses se les continúan violentando los derechos humanos, al no dar respuesta inmediata a un problema que se ha denunciado desde que inició su gestión, pues la alcaldía con los pocos recursos que maneja, solo ha podido suministrar agua a través de una cisterna en algunas zonas afectadas. Sin embargo, esta sería una solución temporal que no erradica el problema.

Cabe destacar, que el día sábado los pobladores que llegaron a la zona afectada, instalaron unas mangueras en una tanquilla, donde no había tanto sedimento, logrando que al menos el 30% de la población volviera a tener agua, aunque de color muy turbio, mientras el otro 70% de los ciudadanos continúan sin agua.

Los mismos pobladores hoy esperaban continuar con trabajos rudimentarios para empezar a despejar la zona, a pesar de no contar con los equipos ni recursos necesarios, pero las precipitaciones les han impedido llegar nuevamente al lugar.

Esta situación pudo haberse evitado, si el acueducto rural hubiese tenido el debido manteniendo durante los 16 años de la gestión de la exalcaldesa chavista, Bertzabeth Gandica, a quien el régimen de Nicolás Maduro habría entregado recursos para varios proyectos.

Sin embargo, las autoridades municipales han denunciado ante los organismos competentes presuntos hechos de corrupción con el manejo de ese dinero. Exigen al FCI que les aprueben los recursos que por ley les corresponde, pues San Judas Tadeo forma parte de los cuatro municipios a los que el régimen se los ha negado, pese a los graves problemas que padecen.